¿POR QUÉ LOS HOMBRES SE QUEDAN COTORROS?

las frases del viejon

¿POR QUÉ LOS HOMBRES SE QUEDAN COTORROS?

Tengo los suficientes años y camino recorrido para dar una explicación de por qué un hombre anda valiendo pura chingada.  Sin pareja toda su vida, sin poder tener una relación estable, estancado emocionalmente desde los 17 años, totalmente inhabilitado para amar y para que lo amen. Te dejo ocho ejemplos de hombres y la razón por la que no tienen vieja. Si te identificas con alguno, ponte chingón para que este 2017 agarres algo, pinche cotorro.

EL MAMITIS

Nunca se pudo destetar, cualquier pedo que le pasa va y le llora a su mamá. Nunca aprendió a hacerse su comida, ni a lavar un solo plato, porque su mami no lo deja mover un dedo. Tiene 35 años y sigue viviendo con ella; vive en su casa, se come su comida y se gasta su dinero. Para él ninguna mujer está a la altura de su madre, a todas las compara con ella. Si este cabrón con mamitis se llegara a casar un día, su matrimonio estaría de la chingada porque su esposa sería una basura al lado de su mamá, y seguiría dependiendo de ella. Este cabrón necesita que le corten el cordón umbilical, a ver si así le crecen un par de huevos.

EL RABOVERDE

El típico libidinoso pervertido, en la calle anda volteando como el exorcista, se le van los ojos en los escotes y minifaldas. No tuvo novia en la adolescencia y por eso siente que todavía se puede ligar a chavitas, siempre quiere una veinteañera chichona que bien podría ser su hija. Para él lo primordial en una mujer es el físico, si no está bien buena no la pela, aunque él esté bien jodido. Este pendejo es manolarga desde la primera cita, es un cabrón caliente que nunca está satisfecho. No le gusta perder el tiempo cortejándolas, desde que se acerca todo lo que dice son piropos, su objetivo principal es llevárselas a la cama. No importa lo que le digan, siempre termina haciendo la plática sexosa, tiene maestría en albur.

Llega una cierta edad en la que la lujuria puede tener consecuencias legales, una cosa es que te gusten más chiquitas, pero tampoco te vayas a pasar de verga. Si no quieres terminar solo, te dejo un consejo: toma un espejo y vete la pinche cara, la lonja y las arrugas. Si bajas tus expectativas al nivel de tu reflejo, podrías dejar de ser un pinche cotorro raboverde.

EL DEL CLOSET

Por lo regular es un galán bien arreglado, tiene un chingo de pegue, pero desilusionó a todas sus novias, las terminaba sin razón y ellas no sabían ni qué pedo. La verdad de las cosas es que sus preferencias sexuales siempre fueron otras o estuvieron ocultas. Lleva un encierro milenario y asfixiante en el closet. A este ojete le urge quitarse las tapaderas y aceptarse. Además, está bien culero que use mujeres para que no se le note, los tiempos ya cambiaron y a ese closet ya le salieron telarañas. Sal de una buena vez, si crees que no se te nota porque nadie te lo menciona, recuerda que Juanga dijo que lo que se ve no se pregunta.

EL TÍMIDO

Es una persona frustrada desde su adolescencia, incapaz de enfrentarse a sí mismo para acercarse a una mujer. Puede ser guapo o feo, no tiene confianza en sí mismo para conquistar mujeres, esto lo limita mucho. El muy pendejo espera a que la mujer que le gusta se le eche encima y se lo coma, pero nunca da el primer paso. Permanecerá solo siempre porque no ha decidido tener la actitud para resolver su problema. O si se llega a casar, lo va a hacer con una pinche fiera y va a vivir toda su vida lavando platos, trapeando y recibiendo instrucciones. A este cabrón hay que regalarle una cuerdita, para ver si amarrándose los huevos tiene el valor ligarse a alguien, chingada madre.

EL PANZÓN

Lleva desde la preparatoria creciendo la pinche panza, dice que lo considera un “status” y que le costó mucho trabajo crecerla, pero si por él fuera se la rebanara. Hay placeres que ya no puede darse, como verse el miembro cuando va a desaguar y únicamente ve cómo cae el chorro en el WC. Tampoco se la ve cuando tiene una erección, si acaso la pura puntita. Lo peor de todo es que cuando le hacen sexo oral no sabe ni quién es. Pero ahí va por la pinche vida tragando tacos, comiendo comida chatarra, le da asco la lechuga, se estriñe al escuchar lo buena que es la linaza. Todo le da hueva, hasta buscar vieja.  Si este pendejo no le baja al Mcdonalds, los taquitos y las fritangas, al final va a tener que buscar enfermera en lugar de esposa. Bájale a tu pedo, no seas pendejo. Los dolores vienen de viejo, ponte a correr.

EL INFANTIL

Permanece en el mismo grupito de amistades de toda la vida. Le ha tocado ir a la boda de todos sus amigos y siempre hace un desmadre en las fiestas. Nunca ha sido capaz de hacer nuevos amigos, vive aferrado en ver a las mismas personas y los busca cada fin de semana para hacer las mismas pinches cosas se siempre. No entiende cuando lo rechazan, este cabrón quiere que a huevo se vayan de peda con él. Vive esperando que alguna de las esposas de sus amigos salga de viaje, para poder irse a emborrachar con él, aunque ya sabe que cuando regrese lo van a mandar a la chingada. El pobre pendejo sufre al ver todas las relaciones estables de sus amigos, dice que está solo por decisión propia, pero la verdad es que nadie lo toma en serio por ser tan infantil. Es un pinche irresponsable, descuida todo por sus amigos y sus pedas. No tiene éxito en lo que hace, siempre va a tener trabajos eventuales o con familiares, nunca emprenderá nada porque le huye al compromiso. Este pendejo necesita una vieja que le ponga los pies en la tierra, o que la vida le termine de dar unos buenos putazos.

EL PUTAÑERO

Se la vive en los puteros y los masajes, es el cliente más conocido. Toda su educación sexual la recibió de la pornografía, es de los que cuando coge quiere poner en práctica todo lo que vio en el porno, aunque su pancita chelera lo incapacite. Es una persona que cuando tiene novia se la quiere coger en la primera cita, le dicen que no, no aguanta el rechazo y se retira. Es la pesadilla de cualquier padre de familia, se le nota en la cara que lo único que busca es coger. Este pervertido va por la vida tirándoles la onda a todas las mujeres para ver cuál cae. Vive en la fantasía del sexo fácil, no está de más regalarle una caja de condones, para que nunca se reproduzca.

EL ADICTO

Es un cabrón que todo lo quiere resolver con una pinche peda. Nunca acepta que es un adicto, está incapacitado para resolver un problema sin su fiel compañero el tequila o una caguama. A pesar de que tiene muchas habilidades para los negocios, tarde o temprano lo echa a la mierda todo y truena. En la peda se siente muy galán y como todas se le hacen bonitas nunca tiene problema para ligar, pero se queda botado antes de tiempo. Para él puede más una caguama que una faldita.

Su pinche hígado ya parece una pasita de tan jodido, además entre más pedo menos probable es que se le pare. La peda no es la misma a los 18 que a los 40, las cogidas tampoco, tú decides.

¿Te identificaste con alguno? No te hagas güey, tienes un nuevo año por delante para echarle huevos y salir del pinche hoyo. Búscate una mujer empoderada que sea independiente, que no te esté chingando por dinero, tiempo ni celos. Esas no te necesitan, si están contigo es porque te quieren. Sácale la vuelta a las cotorras con el siguiente link: http://elviejonagrio.com/metas-2017-los-monstruos-debes-vencer/

#chingadamadreaversientiendes

Comentarios

comments

3 Comments

  • pachuco Reply

    26/01/2017 at 6:35 pm

    chingada madre viejon, pero no dijiste en que categoria estas ?? jaj

  • Rhyna Reply

    26/01/2017 at 6:41 pm

    Muy acertado… Estuve casado con uno de ellos, tengo amigos que califican y el resto ya ni modo… De tantos sabores que hay y estos son los mas populares.

  • blanca H Elias Reply

    02/02/2017 at 5:11 pm

    Me gustó toda la informacion detallando pero no pusiste cuando uno esta casada con un celoso y que te estare llamando 20 veces al dia. …y no te deja socializar con las amigas😏🤔

Deja tu comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register